Hipnosis 2017, algo difícil de superar.

Hipnosis 2017, algo difícil de superar.

Texto: Ivan Gonzalez

Foto: Toni Francois

Cada que se anuncia un festival nos saturan con las mismas bandas pero con diferentes locaciones y eso se vuelve molesto por que pareciera que no hay nada nuevo en el mundo o mejor dicho nada digno para el devaluado público mexicano.

El caso que nos ocupa el día de hoy es hablar de lo que fue Festival Hipnosis en su primera edición y que antes de avanzar en el texto debemos decir que estamos seguros que tendrá una segunda edición.

Pues bien primero lo primero, el frio era razón suficiente para abandonar la sede, pero el line up era también de primer nivel y no podíamos dejarlo pasar.

Lo primero que vimos fue Death Valley Girls, algo nos decía que esta banda originaria de los Ángeles tenía mucho que dar, con letras cargas de contenido sexual y con un desempeño feroz de cada uno de sus elementos. Tocando canciones del Street Venom y de su último material Glow in the dark, así transcurrió su presentación de casi una hora.

Aquí aprovechamos para dar el rol por el lugar que era bastante pequeño y bien distribuido lo que nos permitía tener todo a la mano.

Bravo por las marcas que apoyaron el festival, el costo de lo que se vendía era el estándar y en eso tuvieron éxito, tal vez lo que fallo fue la calidad de los alimentos ya que no creemos que el costo de estos fuera el correcto.

Volvíamos al escenario pues escuchamos que The Coathangers empezaban y no queríamos perdernos a este trio de niñas que viene desde el 2006 haciendo ruido.

Al igual que el Headliner cuentan con 5 discos de estudio conservando su línea ligera.

Con una métrica más relajada que nos recuerda a bandas como GoTeam.

En este punto el sol se despedía y saludaba Ty Segall, por un momento nos pareció que los Subs se reventarían pues el bajo sonaba con madre, pero los sistemas Adamson aguantaron. La descripción exacta de Ty Segall no la podríamos dar pues éramos recién paridos en su música, pero el éxito de esta banda creemos fue que nos volvimos fan´s de su música y de su actitud.

Aplaudimos el respeto de tiempos en los horarios en la gente de producción eso nos dejó ver a The Black Angels, este quinteto texano que empezó su camino en 2004 y que no ha cambiado su sonido procesado y saturado.

Traían el Death Song su ultimo material, tocando más de 5 canciones de este y un buen set de sus 5 discos anteriores.

Con un rever de voz y con un muy marcado estilo psicodélico preparaban el stage para BRMC el plato fuerte de la noche.

La banda formada en california cuando se gestaron las bases del movimiento Indie, salieron puntuales y por un momento el frio no importo, estaba BRMC en el stage y junto al público hacían la historia de Hipnosis.

Sus primeros 5 materiales son suficientes para hacerles un hueco en la historia musical y decimos esto pues The Effects off 333 un disco perdido, Specter At The Feast que no lograro despegar y Wrong Creatures que aún no está listo.

Creemos y defendemos a BRMC pues no dudamos del talento de Peter, Rober y Leah, pero los momentos de climas son los primeros 4 discos y el perfecto Beat The Devil´s Tatto.

Aquí podríamos darte el Setlist, pero en vez de eso te invitamos a que busques las bandas antes mencionadas y escuches sus discos completos pues estamos seguros que te más de una se va quedar en tu playlist personal.

Aplausos para toda la gente que logro que hipnosis fuera posible y esperamos con ansias sus segunda edición

Back

Últimas noticias

Facebook Twitter Google+ Un plan perfecto para este jueves post festival Mutek es el regreso a la CDMX de Steve Lawler el cuál se encuentra ansioso por volver a tocar aquí ya …

SHARE

Hipnosis 2017, algo difícil de superar.

X